“Al colocar banderas de oraciones, estamos bendiciendo los elementos que tocan los mantras, por ejemplo, el viento. Así, los animales e insectos que sienten este viento purifican su karma negativo, y sus conciencias son transferidas a los reinos superiores. Además, cuando la lluvia y el agua tocan las banderas, bendicen a los gusanos y a otras criaturas de la tierra, y las libera de los reinos inferiores” – Lama Zopa Rimpoché

n