La práctica de hacer retiro es central en las tradiciones filosóficas orientales. El retiro implica un aislamiento voluntario que ofrece las condiciones óptimas para la introspección y para el trabajo interior. En el revuelto y frenético mundo actual, es difícil encontrar tiempo para hacer retiro. Por eso, te ofrecemos la oportunidad de hacer retiro aunque sea solo un día: día intensivo de práctica guiada. En día intensivo de práctica guiada trataremos el tema de la vacuidad, que es también uno de los temas centrales y más interesantes del budismo. Durante la actividad practicaremos la concentración en pos de desarrollar calma mental y repasaremos el análisis de cómo existe la realidad para poder familiarizarnos con la noción de vacuidad. La actividad incluye la práctica de los preceptos Mahayana, así como la comida (vegana), que va incluida en el coste de la misma. Para asistir, inscríbete aquí.

Vacuidad

Para ser liberados del sufrimiento del samsara y alcanzar la iluminación, uno necesita realizar la vacuidad (es decir, una compresión definitiva de la ausencia de existencia intrínseca de la realidad). El aferramiento al yo y a las apariencias como verdaderamente existentes que nuestra ignorancia proyecta, nos mantiene atrapados en el ciclo de renacer y morir experimentando los diferentes sufrimientos de la existencia cíclica. Necesitamos descubrir la realidad, como las cosas existen y como ese yo que tan celosamente protegemos, nunca ha existido tal y como lo concebimos. Solo mediante la sabiduría que percibe directamente la vacuidad podremos cortar con la raíz de la existencia cíclica. Esa sabiduría es el antídoto directo a la ignorancia que se aferra a la entidad. Durante la actividad repasaremos los puntos clave del razonamiento que lleva a esa comprensión de vacuidad y meditaremos en ellos para mejorar nuestra percepción de la misma.